Fuentes de Cascada

Las fuentes de agua decorativas son características arquitectónicas comunes que se encuentran en plazas públicas, centros comerciales, frente a edificios gubernamentales y de oficinas y plantas industriales, y dentro y fuera de residencias privadas. Las fuentes vienen en todas las formas y tamaños. Sus aguas se muestran de diversas maneras, desde un ligero goteo hasta un flujo en cascada.

En las fuentes de cascada el agua fluye sobre una superficie y cae de manera vertical por el efecto de la gravedad formando una corriente.

Las fuentes de agua pueden fluir sobre varios tipos de superficies: piedra, hormigón o metal. Las cuencas pueden desbordarse e imitar una cascada natural.

Agregar la vista agradable de una fuente en cascada y los sonidos del agua que fluye constantemente en caída a su jardín puede transformarlo en un retiro relajante.

Las fuentes de cascada son muy elegantes que llaman la atención en la decoración actual. Además ofrecen distintas posibilidades decorativas: su estética crea diseños muy particulares dentro de un estilo muy definido y reconocible. Las caídas de agua son fuentes silenciosas y bellas, lo que permite su integración en jardines minimalistas y espacios con clase.

Pocas cosas son tan tranquilas como el agua fluyendo. Si no posees un riachuelo en tu jardín, o cerca de tu hogar, hay otra manera de aprovechar los beneficios terapéuticos del agua: una fuente de cascada en tu jardín. 

Proporciona las mismas cualidades de paz y puede realzar dramáticamente el aspecto de su paisaje. 

 La arquitectura de la fuente determina cómo fluye el agua y la música que crea, desde una salpicadura que elimina el ruido de la calle hasta un burbujeo que proporciona un sutil toque de fondo a una conversación en el patio.

Cuando el agua que se derrama desde la piscina superior y hacia los niveles subsiguientes, produce una salpicadura sinfónica que puede enmascarar el ruido no deseado. 

La fuente cortina de agua se caracteriza por una lámina de agua se desliza por la superficie de un objeto. Las superficies lisas hacen que el agua suene como una manguera de jardín corriendo, mientras que algo texturizado interrumpe el flujo, creando un sonido más escurridizo. El agua que se adhiere al lado de la fuente no se pierde fácilmente con las salpicaduras, pero esa capa delgada se evapora rápidamente en los días calurosos, por lo que puede ser necesario rellenarla frecuentemente.

Las salpicaduras o chorros de agua que se elevan y caen en cascada son un elemento que llama la atención. Se utilizan para la mitigación del ruido. Los sonidos de salpicaduras, agua fluyendo o en movimiento pueden enmascarar ruidos molestos. 

Cuando te sientas junto a una fuente en un parque o patio, oyes los frágiles sonidos del agua en lugar de distraerte con los ruidos de la ciudad. Como resultado se crea un ambiente más agradable y muy estético.

Las fuentes permiten especialmente a las personas urbanizadas, alejadas de las fuentes naturales de agua, disfrutar de los placeres del agua que fluye libremente.

Una de las fuentes más utilizada y tradicional es la de tres niveles, desde donde el agua cae del nivel más alto y pequeño hacia el más bajo y amplio. Suelen ser de una altura media y proporciona una apariencia majestuosa y única a los jardines, ya que son especialistas en concentrar la atención en un solo punto.

Las fuentes tipo cascada son adecuadas para realzar  un rincón especial de tu jardín o como complemento de tu piscina. Existen fuentes con estructura de piedra desde donde cae una densa cascada de agua a una superficie de piedras de diferentes tamaños, trayendo la sensación de una verdadera cascada natural.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies