Fuentes de agua decorativas y ornamentales

Las fuentes de agua son más que un objeto ornamental que podemos tener en nuestra casa. Una fuente decorativa es un elemento que da vida y aporta un toque original al espacio donde la colocamos.

En QuéFuente.com te voy a hablar con profundidad sobre fuentes de jardín y de interior: qué tipos puedes encontrar, sus características y cuál es el correcto mantenimiento de sus partes.

Vas a conseguir toda la información que necesitas para elegir la que mejor se adapta a esa zona tan especial de tu hogar.

Bestseller No. 1
Bestseller No. 2
RebajasBestseller No. 3
RebajasBestseller No. 4

Por qué elegir una fuente ornamental

Aunque son objetos clásicos en la decoración doméstica, su uso no está muy extendido, sobre todo en el interior de las casas. Pero las tienen varias ventajas:

  • Aportan una elegancia muy personal a cualquier rincón.
  • Favorecen un entorno de relax único gracias al murmullo del agua corriente.
  • Se adaptan perfectamente a cualquier tipo de decoración, gracias a la gran cantidad de modelos existentes.
  • Son muy fáciles de usar y mantener. Se pueden colocar en mil y un sitios.
  • Crean un microclima refrescante en momentos de calor, que también es el adecuado para plantas que necesitan cierta humedad y con las que podemos jugar en la decoración de distintas épocas del año.

Cómo elegir de forma adecuada una fuente original

Existe una variedad inmensa de fuentes decorativas en el  mercado. El mayor inconveniente, es elegir entre la apabullante cantidad de opciones. La buena noticia, es que seguro que encuentras la adecuada.

Sólo tienes que tener claras las características necesarias para que se adapte a tus gustos y al espacio donde vas a situarla. Para descubrirlas, primero debes hacerte estas preguntas:

  • ¿Dónde quiero ponerla? La mayoría de modelos necesitan un enchufe cercano para conectarlas. Y si salpican o se rompen, deben estar situadas donde no sea peligrosa una pérdida de agua.
  • ¿Qué tipo de decoración estoy buscando? Es indispensable elegir un modelo que se adapte y esté en consonancia con la decoración que queremos conseguir. Como una fuente zen en un entorno minimalista o una rústica en un jardín tradicional.
  • ¿Cuál es mi presupuesto? Sabiendo cuánto vas a gastar, podrás hacer una primera selección.

Tipos de fuentes de agua domésticas

Pueden clasificarse de mil maneras distintas: según su ubicación (exterior, interior, para jardín, para terraza,…), el material (piedra natural, metal,…) o el estilo (rústica, oriental, minimalista,…). Ten en cuenta que hay muchos más tipos de clasificaciones y que una fuente puede encajar en más de una al mismo tiempo.

Para que tengas una idea más clara, aquí te muestro un listado con los tipos más habituales. Tómalo a modo de ejemplo e inspiración:

Fuentes de exterior

Están hechas con materiales resistentes que soportan la intemperie. Las más habituales están diseñadas para jardines o parques, pero también las puedes encontrar para patios o incluso terrazas.

Las más tradicionales están fabricadas con piedra natural, pero hay muchos modelos que utilizan otros materiales como hormigón, metal, terracota o distintos tipos de resinas. Su tamaño es muy variable y pueden ser enormes o mucho más modestas, facilitando que encajen en cualquier zona.

Fuentes de interior

Son modelos diseñados especialmente para estar en estancias cerradas. Normalmente, su tamaño es menor que las que están preparadas para el exterior. Sólo necesitan un enchufe donde poder conectarlas, aunque las de menor tamaño pueden funcionar hasta con batería o pilas.

Hay de todos los diseños imaginables, adaptándose a cualquier lugar: salón, despacho, sala de espera,… Pues encontrar fuentes de estilo minimalista, rústico, árabe o cualquier otro que puedas imaginar.

Fuentes de piedra

La piedra es el material que más se ha utilizado para la fabricación de fuentes. El gratino, la pizarra o el mármol son materias primas muy comunes para su producción.

Son las preferidas cuando se quiere dar un toque rústico a cualquier espacio.

Fuentes de cascada

Son las que más recuerdan a un paraje natural, y eso las hace espectaculares. Las puedes encontrar de todos los tamaños y con potencia de caída del agua variable. Sus posibilidades son infinitas.

Fuentes orientales

El estilo oriental es un clásico. Aquí se incluyen las fuentes zen o las de Buda. Está muy influenciado por las tendencias del Feng Shui. Es muy característico el uso de bambú, sobre todo en conjunción con piedras naturales.

Fuentes de pared

Las de este tipo se adosan a la pared y crean espacios muy elegantes. Sus diseños son tan variados como los materiales que se utilizan para fabricarlas. La gran ventaja es que requieren poco espacio.

Fuentes solares

El uso de la energía solar en las fuentes es muy innovador, no se había utilizado hasta hace pocos años. La gran ventaja de este tipo es que las convierte en autónomas, sin necesidad de tener que suministrarle energía de la manera tradicional.

Bestseller No. 1
Bestseller No. 2
RebajasBestseller No. 3
RebajasBestseller No. 4

Cuidado de las fuentes decorativas y ornamentales

Ya sean de exterior o interior, necesitan un cuidado básico para evitar cualquier problema, que funcionen adecuadamente y tengan una apariencia idónea.

No te preocupes, es muy sencillo. Presta atención a las partes más importantes y sigue estas simples reglas:

La bomba

Es el componente más importante, el corazón de tu fuente.

Siempre debe estar cubierta de agua y colocada en un lugar adecuado donde no se pueda romper con facilidad, como podría ser aplastada por una piedra de la misma fuente.

También debe estar siempre encendida (o el mayor tiempo posible). Son aparatos preparados para funcionar de forma ininterrumpida. Además, favorecen la limpieza del agua manteniéndola siempre en movimiento.

El agua

Lo que le da vida a tu fuente, el líquido esencial que mueve la bomba.

Lo más importante es controlar el nivel adecuado y la posible evaporación. En algunas ocasiones, también es recomendable el uso de agua destilada para que esté limpia, evitar la proliferación de algas y no se acumule cal y otros minerales en la bomba.

Limpieza periódica

Cualquier tipo de fuente decorativa necesita una limpieza habitual.

Deberás realizar la limpieza según el tamaño de tu modelo. Igual que los acuarios, cuanto mayor es, más se puede espaciar en el tiempo su limpieza. Por ejemplo: para una fuente de jardín, puede realizarse una vez cada mes y medio o dos meses; para una pequeñita de interior no debería pasar más de una o dos semanas.

Ese es el mejor momento para revisar la bomba y el resto de componentes.

Herramientas de ayuda

Hay una serie de herramientas que te van a facilitar el mantenimiento de tu fuente doméstica. Son las mismas que se usan habitualmente en acuarios o piscinas:

  • Una red. Para recoger fácilmente del agua todo aquello que la ensucie y pueda obstruir la bomba.
  • Un sifón. Eléctrico o manual, que te facilitará el vaciado del agua cuando vayas a limpiar.
  • Productos químicos. Del tipo de los que se utilizan en las piscinas, para aumentar el tiempo de limpieza.
Bestseller No. 1
Bestseller No. 2
RebajasBestseller No. 3
RebajasBestseller No. 4

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies